lunes, 18 de agosto de 2008

DE CÓMO DECIDÍ CONVERTIRME EN HERMANO MAYOR (Dimiter Inkiow)

El Autor

Dimiter Inkiow, tiene un centenar de publicaciones infantiles, traducidas a más de 25 idiomas. Los temas trabajados son de animales que cobran vida y escenas de la vida cotidiana. Es un escritor recomendado para la literatura infantil.
Visite: http://www.librerianorma.com/autor/autor.aspx?p=zZq3k/tBJM0T/blQlhr5bw==

Resumen de la obra

Un pequeño niño tenía el gran deseo de convertirse en hermano mayor, ya que en la escuela tenía muchos modelos para observar como el caso de sus amiguitos Pedro y Gaby, niños que jamás eran molestados por el temor a la aparición de sus hermanos mayores.

Para nuestro protagonista era muy interesante ser un hermano mayor, y no tuvo mejor idea que preguntar a su madre ¿cuándo tendrían un bebé?, pregunta que se repetía todas las mañanas.
Los padres trataban de desanimarlo, diciéndole que, de tener un hermanito o hermanita, tendría que compartir su alcoba, sus juguetes y además, ya no podrían dedicarle todo el tiempo como hasta el momento; pero nada de esto desanimó el gran deseo del pequeño y encontró un buen aliado: Dios, le rezaba todas las noches, en nombre de él y de sus padres. Hasta que llegó el gran día, le comunicaron que vendría un bebé, fue un día tan feliz e hizo conocer la noticia a todos los vecinos, ¡Vamos a tener un bebé!, recibiendo felicitaciones de los receptores.

Nació el bebé, de tres kilos y medio, midiendo cincuentraitres centímetros.
Nuevamente comunicó la noticia a los vecinos, quienes con mucho entusiasmo lo recibían, fue entonces cuando le hicieron una pregunta: ¿Y cómo se llama? huy, problema, no lo sabía.
Fue cuando se enteró que eran los padres quienes ponen el nombre a sus hijos, noticia que encontró muy injusta, haciéndose una pregunta, ¿Qué sucede con los niños que no les gusta su nombre?, no encuentra una respuesta.

A todo esto se agrega otra preocupación, muy terrible por cierto, pensó encontrar un bebé muy hermoso al retorno de mamá; pero ¿qué pasó? se encontró con una niña, que no tenía ni un solo pelo en la cabeza, la cara muy roja, muchas arrugas, una boca de color azul que le salía saliva. Escuchaba a todas las personas que acudían a visitar, ¡qué hermosa bebé!, pensaba ¿es que acaso todos se volvieron ciegos?, pero él no hizo ni un solo comentario.

Al pasar los días crece la angustia del niño, de ver que a Susanita no le crece el pelo y toma la desición de donarle un poco de su propio cabello, cómo, pegándoselo. Afortunadamente llegó la mamá a tiempo y el niño tuvo que ir directo a la peluquería.

Nuevo problema, descubrió que hay momentos en que Susanita hace algo que huele terriblemente; pero descubre que existen los desodorantes ambientales para solucionar ciertos problemas.

Observa que su hermanita llora mucho, a la hora que sea, papá y mamá van de inmediato en su atención, nace un poco de celos; pero al final comprende que ella es pequeña y necesita un poco más de atención.
La niña lo reconoce y con una gran sonrisa se gana el corazón de su hermano mayor.

Comentario

Es un cuento muy hermoso. Particularmente, me encanta la forma como Inkiow narra con tanta gracia las preocupaciones de un niño por tener un hermano y el problema de tenerlo; pero sin pelo. El tema es de mucho interés para los niños, les divertirá y sobre todo de ayuda para aclarar ciertas dudas en los pequeños. Recomendado para niños de 6 a 9 años.


Patricia
epat_ugarte@yahoo.com

1 comentario:

Angelinformatico dijo...

Hola soy profesora angel, le pido encarecidamente y muy respetuosamente si puede usted enviarme el libro " de que decidi ser hermano mayor"

ya que lonecesito con urgencia, gtracias.


angel angelinformatico@informaticos.com


Atte...